Bajar techos altos


Bajar techos altos





Las propiedades de vieja construcción suele tener techos altos que en ocasiones superan los cuatro metros de altura. La función de tener techos altos  hace algunos años estaba dirigida a poder conservar las temperaturas cálidas en invierno y frescas en verano. El aire acumulado en la parte alta de las habitaciones actuaba como regulador de temperaturas al formar una especie de colchón térmico entre el techo y la parte baja de las habitaciones.

Bajar techos altos

En la actualidad los equipos de aire acondicionado modernos pueden regular perfectamente las temperaturas de los ambiente en pocos minutos haciendo innecesarios los techos altos. Los techos altos se pueden bajar por medio de placas de yeso, varillas de aluminio, tablas livianas de madera, aglomerados enchapados y otros sistemas donde inclusive se pueden instalar focos de iluminación embutidos en las mismas placas.

Muchos sistemas de techos aplicados ofrecen la posibilidad de diseños particulares haciendo participar al techo como un elemento más de la decoración de todo el ambiente.