Calor de vaporización


Calor de vaporización





Las definiciones sobre calor de vaporización se pueden definir desde distintas consideraciones. El vapor es un líquido en estado gaseoso que se genera por el calor de la temperatura. El agua logra ese estado a los 100ºC a una atmosfera y según los niveles de las atmósferas se pueden lograr un estado de ebullición a menor temperatura. Con la vaporización se puede lograr presión para mover maquinarias de distinto tipo y el sistema más recordado es la propulsión de las máquinas de trenes a vapor que aun hoy se siguen utilizando en algunos lugares del mundo.

Calor de vaporización

Las entalpias de la vaporización de algunas sustancias comunes se pueden clasificar de la siguiente manera: Por ( kJ mol-1), el Agua tiene una valor de 40,65 . El Amoníaco: 23,35. El  Butano: 21.0. El Etanol: 38,6. La Fosfina: 14,6. El Hidrógeno: 0,46. El Metano: 8,19. El Metanol: 36,1 y el Propano: 15,7. Los mismos elementos clasificados por la entalpia de vaporización de por ( kJ kg-1) son los siguientes: El Agua: 2257. El Amoníaco: 1371. El Butano: 320. El Etanol: 841. La Fosfina: 429,4. El Hidrógeno: 451,9. El Metano: 760. El Metanol: 1104 y el Propano: 356.

Calor de vaporización

En todos los procesos de vaporización por calor la atmosfera tiene vital importancia al hacer cambiar los parámetros normales según sus grados de presión. En las consultas habituales sobre esta materia también hay referencias en las entalpias de fusión y en las referentes a los calores latentes. Todos los sistemas que trabajan con líquidos tienen que estar controlados para que los niveles de vaporización no superen los parámetros preestablecidos.