Casas de campo


Casas de campo





Es el sueño de cualquier amante de la tranquilidad ser dueño de una hermosa casa en las afueras de la ciudad, en un lugar sin ruido, sin olores, sin vecinos, en un terreno que sea casi cien por ciento de jardín: el campo. Muchas familias optan por comprar una casa de este estilo para poder ir a pasar los fines de semana en total calma, pero es una opción solamente para aquellos que tienen el nivel económico para poder mantener dos casas simultáneamente. Puede ser mejor entonces que si se tiene la movilidad necesaria lo mejor sea comprar una casa en un hermoso terreno y mudarse lejos del movimiento, esto te librará del estrés excesivo. La paz y relajación que se obtendrán serán incomparables. A continuación, algunas fotos de casas realizadas en este tipo de lugares.

En la primer foto vemos una hermosa casa de piedra, de tres plantas pintada de blanco con sus tejas azules o celestes. Podremos apreciar que la chimenea está cubierta de piedra. El jardín es amplio y tiene mucho césped y arbustos variados. Los ventanales no son extravagantes, el tamaño es el adecuado, ni enormes ni diminutas. Es realmente un hogar encantador.

casas de campo

La casa siguiente es de una planta, hecha de ladrillo que queda expuesto y rodeada por un hall que tiene pequeñas rejas bajas hechas de madera. Los ventanales principales son grandes y tienen forma de triángulo. El jardín es muy simple, se puede apreciar el césped muy prolijo y por detrás algunos pinos. Es la casa clásica de fin de semana, ahí se guarda lo esencial y solo se llega a relajarse.

casa de campo

La tercera casa los impresionará, está ubicada en el medio de un valle de mucha vegetación, precioso, la sola imagen transmite mucha paz. Es una casa enorme de dos pisos, pintada de color blanco con las tejas en color rojo. Es una casa de estilo muy antiguo, pero aun así preciosa. Podríamos pensar que allí vivieron familias hace unos cien años atrás.

casas en el campo

Por último, tenemos la casa más pequeña de las cuatro, pero no menos linda. Es una casita de dos plantas cubierta de piedras y combinada con madera. Su techo es de tejas grises al igual que las piedras, mientras que el resto de la casa está pintada de color blanco. Su jardín es muy modesto, tiene césped, arbustos, árboles y un hall para disfrutar los días al aire libre bajo la sombra.

casa en el campo