Como tener una cocina rustica


Como tener una cocina rustica





Ya habiamos visto hace mucho algunas fotos de cocinas rusticas, veamos hoy algo de teoria que encontre en decorailumina.

Para contar con una cocina de estética cálida y acogedora, y por supuesto con personalidad, para ello nada mejor que elegir el estilo rústico-retro para decorarla. Este ambiente de la casa se caracteriza por el uso de objetos antiguos recuperados (suelos, pilas de mármol, etc.) o modernos que evocan el pasado (griferías, muebles rústicos, etc.), por la presencia de la madera, de muebles abiertos sin puertas y detalles románticos y clásicos en vajillas y demás utensilios.

Para lograrlo toma nota de estos tips:

  • Utiliza el color en tonos suaves, que apenas generen contraste. En especial en azules, vainillas, marrones, negro y también el siempre clásico (y limpio) blanco. Procura que vistan no solo los muebles, si no también las paredes (en azulejos, pintura o papel) y los electrodomésticos. Combina estos tonos con madera, acero y cristal.
  • Cubre el suelo con baldosas hidráulicas (esas que recuerdan a las cocinas de principios del siglo pasado) o cerámicas (una idea muy vintage es crear un damero en blanco y negro).
  • Elige los muebles con frentes en relieve, vitrinas para los módulos altos y tiradores para puertas y cajones en cerámica o metálicos en forma de concha.
  • No dejes de seguir la tendencia de los electrodomésticos retro, de estética y colores inspirados en las cocinas de los años 60.
  • Los fregaderos tipo pila en cerámica esmaltada aportan un aire tradicional muy señorial a las cocinas vintage.


Y si tus preferencias se encaminan hacia una cocina funcional, pero no descartas la idea de contar con una decoración tradicional, te sugerimos apostar por detalles que conviertan a este espacio de tu casa en un acogedor lugar con un estilo que mezcle lo rústico y lo urbano:

  • Apuesta por muebles de maderas claras (roble, arce, abedul, etc.), para no restar luminosidad y por frentes lisos.
  • Una encimera de mármol o granito caracteriza a las cocinas rústicas, a la vez que resulta resistente y fácil de limpiar. Elígela de un grosor considerable y en contraste con los muebles.
  • Coloca el menaje a la vista en baldas o vitrinas. Luce objetos de cerámica y parte de tu menaje más decorativo.