Decorar el trabajo


Decorar el trabajo





La oficina de trabajo también es ambientado, no siempre el lugar de trabajo tiene que ser odioso y con poca alegría, podes implementarle tu estilo y las cosas que te gusta para que se sea más placentero las horas que pases allí.

Por ejemplo, si trabajas en una oficina, le puedes encontrar con imaginación y ganas un estilo al tuyo, no yéndote por las ramas y que parezca otra cosa que el lugar de trabajo, pero podes decorar dándole vida, color, discreto pero que te sientas casi, como en tu casa.

 

Primero, si te lo permiten, si sos el empleado, podes ver si te dan permiso para pintar, llevar tus colores preferidos a tu lugar de trabajo, te da más entusiasmo, si tiene una buena iluminación ponerles plantas, por lo general se usan las llamada platas de la alegría, o de las malas ondas, que te atrae la buena vibra y ahuyenta las mala, todo si crees en esas cosas.

Y nunca está de más, algún que otro jarrón o florero con flores secas o de colores, que las podes conseguir en cualquier mercado de regalaría, o también cuadros de pintura.

Que trabajar no se torne odioso.