Diseño canónico


Diseño canónico





Los diseños canónicos están representados en las artes del dibujo, la pintura, la escultura y la arquitectura. Hay construcciones que tiene una combinación de arquitectura canónica con referencias entre el antiguo y el nuevo testamento. Canónico es en si la representación de formas, diseños, dibujos conformes a los cánones eclesiásticos. La iglesia fue durante muchos siglos la que dictaba la reglas y los carriles por done se tenían que desplazar las artes. En muchas edificaciones que aún perduran en perfecto estado –a pesar de los cientos de años pasados– se pueden apreciar escudos heráldicos de las familias poderosas que realizaban aportes para construir iglesias y catedrales.

Real Monasterio de la Encarnación (Madrid) 01

Las construcciones de estilo canónico tienen formas que las identifican de otras similares por los grandes portales con forma de semicírculo en la parte superior, ventanales altos con postigones de madera, gruesas columnas y cúpulas abovedadas con pisos de granito o mármol pulido. El estilo canónico no solo se utilizaba en los edificios públicos o en las catedrales también los grandes caserones de familias muy religiosas adoptaban este estilo de grandes y espaciosos salones de techos altos con escalinatas centrales de peldaños de mármol blanco con barandas sustentadas por barrotes torneados en el mismo material.

Diseño canónico

Los interiores de las edificaciones realizadas con criterio canónico son imponentes por representar simulados recintos de pabellones eclesiásticos con distintas estatuas talladas engalanando distintos sectores. Las ornamentaciones de la arquitectura canónica del interior de las habitaciones son siempre de colores claros al igual que los frentes de los edificios construidos con ese criterio que ya tiene muchos siglos de antigüedad.