Ductilidad


Ductilidad





La ductilidad no son solo una característica del caucho o el plástico que pueden modificar sus formas por sus composiciones atómicas. Dúctil también pueden ser los metales que con sus distintas conformaciones pueden tener la cualidad de la ductilidad. Hay aceros que en finos hilos trenzados son utilizados para sostener puentes colgantes, para arrastrar navíos y otras funciones más. El plomo es uno de los materiales metálicos más dúctiles que con distintos procedimientos se pueden doblar, estirar, fundir y moldear de mil maneras. Hay páginas de libros de épocas donde el papel todavía no tenía gran utilidad práctica que eran confeccionadas en finas láminas de plomo donde sobre ellas se escribía o dibujaba con finos punzones.

Ductilidad

Con acero se pueden confeccionar gruesas planchas, largas vigas y varillas como así también finas láminas para la confección de mesadas o distintos muebles. Se denomina como dúctil a los materiales que se pueden utilizar de distintas maneras o se pueden adaptar a distintas formas.

Ductilidad

Los polímeros son materiales compuestos de última generación y sus aplicaciones son tan variadas que mencionar cada una de ellas sería imposible en pocas palabras. Hay molde de silicona resistente a las altas temperaturas que remplazan a los moldes de metal en la industria panadera o repostera. El polímero y las siliconas son unos de los últimos descubrimientos que revolucionaron por sus cualidades de ductilidad. La ciencia médica también utilizan estos materiales para prótesis que remplazan de forma perfectas a naturales. La ductilidad en la industria metalúrgica es la definición que se le aplica a los metales que sufren grandes deformaciones antes de romperse, y frágiles son aquellos que se rompen sin apenas deformación.