El color blanco, la vedette en la decoración


El color blanco, la vedette en la decoración





El color blanco, la vedette en la decoración, como se vio en el artículo anterior tendencias actuales en la decoración, es un color que se impone en las tendencias, por ser un recurso simple, y que otorga elegancia y luminosidad, otorgando a los ambientes un clima relajado y fresco.

Posee versatilidad para lograr combinación perfecta con diferentes estilos y todo el entorno decorativo, además de ser un color que sirve de exquisito marco para el equipamiento, los textiles y demás objetos de decoración.

decoracion blanco

Las posibles combinaciones que se logra con el color blanco, usado generalmente en fondos, y donde le hacen compañía objetos como detalles decorativos de diferentes tonalidades. Un ejemplo al incorporar materiales nobles y naturales como la madera o diferentes texturas de géneros, este color se vuelve más calido.

La elección de un blanco puro para el general de un ambiente puede tener tanto ventajas como desventajas, esta saturación del dominio del blanco se debe romper con algún elemento de color diferente o una textura para encontrar una armonía y un equilibrio.

ambientes blancos

Los usos de fondos con blancos puros, hacen que se deba evitar tonos de blanco roto pues se verán como desgastados, desluciendo en la composición.

El blanco con combinaciones de colores claros, marrones, marfiles, etc., como los grises logran un ambiente cálido y acogedor.

Asociándolo con los azules o verdes, incrementa la luminosidad y el espacio se torna más brillante, y fresco.

Una combinación con colores fuertes, logra que el blanco los suavice y sean más aceptados decorativamente.