Ley de Darcy


Ley de Darcy





La ley de Darcy es aplicable para medir y valorar la permeabilidad de los suelos y sobre el desplazamiento de las aguas en materiales porosos. La valides de la Ley de Darcy se establece en medios saturados, continuos, homogéneos e isótropos y con fuerzas inerciales despreciables. Cuando se realiza el proyecto de una futura construcción el análisis del suelo es fundamental para poder fijar el tipo y estilo de fundaciones donde se sustentará la edificación. El análisis de las aguas que circulan de forma subterránea y la resistencia del suelo para dejar escurrir las mismas tienen vital importancia cuando se realizan edificaciones de altura o cuando hay que construir subsuelos profundos.

Ley de Darcy (2)

Henry Philibert Gaspard Darcy nació en Dijon Francia en el mes de Junio de año 1803, graduado como ingeniero de puentes y caminos y con profundo conocimiento de la hidráulica fue uno de los pioneros en realizar modernos abastecimientos de aguas potables. Entre sus obras realizadas más preponderante se señala al acueducto de más de 12 kilómetros que abasteció a la ciudad de Dijon hasta a los edificios de altura algo inédito para esa época.

Ley de Darcy

El tratado sobre la Ley de Aguas y fuentes públicas de Dijón se publica en el año 1856 y en el año 1857 publica el tratado sobre el desplazamiento de las aguas por tuberías con especificaciones sobre sus investigaciones experimentales. La ley de Darcy tiene un homenaje al denominar “un Darcy” a una unidad de medida de un fluido homogéneo y su desplazamiento a una velocidad de 1 cm/s bajo un gradiente de presión de 1 atm/cm.