Limite elástico


Limite elástico





La mayoría de los materiales tiene un límite elástico y es considerado cuando se confeccionan o fabrican distinto tipos de piezas o estructuras. Es común creer que solo los elementos fabricados con caucho o algún tipo de plásticos son exclusivos portadores de elasticidad. Los metales, las maderas e inclusive las estructuras de cemento tienen un margen de flexibilidad elástica. Las carrocerías y chasis de los automotores, de aviones y de navíos que utilizan materiales metálicos puros o compuestos en sus estructuras tienen un cálculo de elasticidad y flexión mínima y máxima. Muchas veces esa flexión es producto del cambio de temperaturas que pueden comprimir o dilatar los metales.

Límite elástico

El límite elástico de los productos realizados con caucho o los derivados del petróleo tiene un sistema de medición que controla el límite máximo de las piezas fabricadas a través del paso del tiempo. El caucho y los plásticos envejecen más rápidamente que los metales y pierden sus condiciones elásticas para las que fueron específicamente elaborados. Los neumáticos de automotores y aviones tienen grabados en sus cubiertas la fecha útil de utilización considerando que después de esa fecha señalada el caucho pierde sus condiciones y comienza a degradarse volviéndose quebradizo o pastosos y algo similar sucede con todos los productos que tienen al caucho o los plásticos como principales materias primas.

Límite elástico (2)

Los límites elásticos de todos los elementos tienen un tiempo determinado en estado óptimo para luego comenzar con la degradación natural ya que todos los materiales envejecen con algunas excepciones como los metales preciosos del oro, el platino o los minerales como el diamante.