Partes del teatro


Partes del teatro





Las partes del teatro de la actualidad difieren de los antiguos teatros de escalinatas de piedra de Roma y de Grecia. Los teatros de esas épocas eran circulares o semicirculares y los escenarios eran libres sin la posibilidad de cambio de escenografía o telones de cierre. Las lámparas de aceite y las velas de cebo eran las únicas posibilidades de iluminación artificial por medio de candilejas instaladas al pie del escenario.

Partes del teatro (2)

Las partes del teatro del presente tienen algunas ventajas producto de los medios electrónicos y de los efectos especiales de escenografías que le dan al espectador una dimensión distinta y más vistosa. Las bambalinas son telas verticales en ángulos cerrados que permiten a los actores que en ese momento no están en escena ver cómo se desarrolla la obra para saber el momento justo de su ingreso-. Las bambalinas impiden que los espectadores puedan ver qué sucede más allá del escenario propiamente dicho.

Partes del teatro

Las candilejas colocadas al pie del escenario son luces de lámparas eléctricas especiales de distintas tonalidades con intensidad regulable que se operan desde un control general lo mismo que los focos direccionales colocados debajo de las plateas altas. Los cambios de escenografía se realizan por medio de amortiguadores neumáticos que pueden cambiar dos o tres escenografías del fondo en cuestión de segundos y de forma silenciosa. Los telones de los escenarios de los teatros pueden ser de desplazamiento horizontal hacia uno o ambos lados o de forma vertical accionado por medio de motores eléctricos con contrapesos. Hay teatros que tienen telones intermedios y telones principales que se bajan al terminar la obra representada anunciando su final.