Reparar Grifo de Cocina.


Reparar Grifo de Cocina.





Muchas personas saben cuan molesto es, cuando el grifo de la cocina presenta una fuga. Lo cual, para los que se preocupan por la preservación y buen uso del agua resulta también ser preocupante, el ver como tanta agua puede desperdiciarse, además de ahorrarse costos extras en la factura. Es posible que esta fuga se deba a que la arandela de goma del grifo ya está gastada o tal vez rota por el paso de tiempo. Pero tranquilo, este no es un problema de magnitud ya que cualquiera por sí mismo puede resolverlo fácilmente, con tan solo una herramienta y algunos minutos de tiempo. Además, no se incurriría en grandes gastos ya que no es necesario comprar un grifo nuevo, solo se cambiaría la arandela de goma, la cual no es nada costosa y se puede conseguir en cualquier ferretería.

Reparar Grifo de Cocina en pocos pasos

La herramienta que se utilizaría sería una llave de presión o pinzas de cierre por acotamiento que son unos alicates los cuales pueden ser inmovilizados y ejercen presión para torcer o arrancar objetos o materiales. Empecemos a trabajar!  Para iniciar esta labor lo primero que se debe hacer es cerrar la llave de paso o llave de escuadra como también es llamada, la cual se encuentra en la parte de debajo del fregadero. Esta llave es la que controla el suministro de agua que va hacia el grifo.

Reparar Grifo de Cocina sin ayuda

Después, se procede a quitar el grifo con la llave de presión que ya se había indicado anteriormente. En la parte inferior interna del grifo se encontrará la arandela de goma, por lo general de color negra, la cual se debe sustituir. Para estar más seguros, recomiendo que lleven esa arandela de muestra a la ferretería para que compren exactamente la misma. Como dice un dicho: “es mejor prevenir que lamentar”. Cuando tienen la nueva arandela de goma, se procede a colocarla en el grifo, en el lugar donde se encontraba la anterior.

Reparar Grifo de Cocina.

En seguida se vuelve a colocar el grifo en su lugar, utilizando la llave de presión para sujetarlo tanto como sea posible. Luego se abre la llave de paso para liberar el agua hacia el grifo otra vez y listo! Problema resuelto! Como se pudo apreciar, con estos pasos es súper fácil arreglar si mismo estos pequeños problemitas que se presentan en casa. Sólo teniendo un poco de disposición y tiempo no será necesario llamar al plomero ni incurrir en gastos innecesarios.¡Vamos, hágalo usted mismo!