Los sistemas constructivos


Los sistemas constructivos





En los primeros momentos de la humanidad las cavernas y cuevas eran lugares de refugio, luego las chozas construida con troncos y ramas –o las piedras apiladas- empezaron a dar forma a las nuevas casas precarias donde se convivía en grupos. El uso de las pieles de animales también formaron parte de los techados de carpas en forma de conos que eran fáciles de armar y desarmar por los habitantes nómades.

Los sistemas constructivos de la actualidad van dejando de lado la colocación de ladrillos uno por uno con el ligamento de argamasa. Este sistema perduró por centenares de años donde los ladrillos de barro cocido eran los únicos elementos más prácticos de colocar por la uniformidad de los mismos a diferencia de los grandes bloques de piedras irregulares que se usaban para confeccionar grandes y gruesos muros.

Sistemas constructivos

Los ladrillos denominados cerámicos huecos reemplazaron a los ladrillos sólidos y la construcción de paredes con encofrados y colados de concreto desplazaron a ambos sistemas casi artesanales de construcción. Después de terminada la segunda guerra mundial parte de Europa que totalmente destruida y se imponía la construcción de nuevas viviendas, esta necesidad creo el sistema de las casas pre-moldeadas con paredes de paneles de cemento con el espacio de las aberturas de puertas y ventanas incorporadas.

Sistemas constructivos (2)

Este sistema de casas pre-fabricadas es muy utilizada en el presente donde en pocas horas se puede terminar una casa con todos los servicios esenciales incorporados. Los paneles sanitarios con cañerías de agua, gas y energía eléctrica de las cocinas, lavaderos y baños ya vienen incorporados en el interior de los paneles de las paredes facilitando la instalación de los muebles y artefactos.